Arriba

¡SOSanfibios Guadarrama se expande!

Como ya sabéis, las enfermedades emergentes de anfibios se han convertido en la amenaza más preocupante para los anfibios de zonas protegidas y, especialmente, de zonas altas de montaña. Los espacios protegidos, lejos de proporcionar una protección eficaz contra la llegada de patógenos emergentes, constituyen un foco de atracción de visitantes de zonas lejanas que pueden comportarse como vectores de transmisión de enfermedades. Por otro lado, el aislamiento geográfico de las poblaciones de anfibios de montaña, limita su variabilidad genética y, por tanto, su capacidad de respuesta a nuevos patógenos. Además, el alto grado de adaptación a las condiciones límite de las poblaciones de montaña, les hace más vulnerables a nuevas amenazas.

Rana pyrenaicaRana pirenaica (Rana pyrenaica) en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Autor: Jaime Bosch

Por otro lado, y como todos somos conscientes tras la pandemia de la Covid19, la globalización está acelerando enormemente la dispersión de nuevos patógenos. De hecho, en la actualidad, el comercio internacional y la introducción de especies exóticas son los vectores de transmisión principales de las enfermedades de anfibios.

SOSanfibios2 post01 foto1Tritón pineraico (Calotriton asper) durante los trabajos en el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Autor: Jaime Bosch

anfibios vendidos en el comercio de mascotasToma de muestras de infección en anfibios vendidos en el comercio de mascotas. Autor: Barbora Thumsová

Ahora, gracias a la financiación del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, estamos poniendo en marcha un sistema de alerta temprana de enfermedades emergentes en todos los parques nacionales de montaña peninsulares, así como estandarizando los trabajos de seguimiento de la incidencia de enfermedades en toda la Red. Hasta ahora, llevábamos estudiando la incidencia de la quitridiomicosis en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama desde 2005, y de la ranavirosis en el Parque Nacional de Picos de Europa desde 2005, y contábamos con series de abundancias poblacionales de más de 20 y 15 años, respectivamente. Por el contrario, para el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y el de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, contábamos solo con datos de infección de algunos años sueltos.

Paralelamente, y gracias a la financiación de la Comunidad de Madrid, con su programa de doctorados industriales, desde la Asociación Herpetológica Española nos hemos propuesto analizar la situación de las enfermedades de los anfibios en todo el territorio, y no sólo en espacios protegidos. Además, este nuevo proyecto incluye las poblaciones cautivas y el comercio de anfibios como mascotas.

Con estos nuevos proyectos tendremos una visión mucho mas global del grado de incidencia de las enfermedades de anfibios en nuestros parques nacionales de montaña y en toda España, y aplicaremos los conocimientos obtenidos para intentar frenar la pandemia que afecta a los anfibios.


ProyectoSOSanfibios logo

logo cm

Logo UE FEADR

logo oapn 2018

logo JCyL

Creative Commons Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama Creative Commons | GDPR | Cookies | Mapa Web | Intranet