¿Quiénes visitamos el Parque?

  • 14 Abril 2020 |
  • Escrito por  Luis Navalón

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama es un espacio con una gran cantidad de ambientes distintos. Su carácter montañoso, la diferencia de altitud entre las partes más bajas de La Pedriza hasta las cumbres de Peñalara, bosques, ríos, pedreras, etc. constituyen un escenario tremendamente diverso para los más de dos millones de visitantes que recibimos todos los años (casi 2,4 millones en 2019). Dos millones de personas con objetivos y expectativas distintas, con diferentes formas de disfrutar y de percibir o sentir este espacio natural protegido.

Para todo Parque resulta fundamental conocer su realidad, saber ya no sólo cuantos visitantes vienen, sino cómo son, qué buscan, qué quieren. Con el objetivo de comprender las características del uso público en el Parque Nacional, desde hace años se vienen registrando algunas características de los que se acercan a en los Centros de Visitantes, y se realizan encuestas en el campo que nos permiten hacer un dibujo del visitante tipo y de los que, aun no siendo mayoritarios, buscan en Guadarrama un medio donde realizar su actividad física y su disfrute.

Este conocimiento debe tener implicaciones directas en la gestión de Parque puesto que con el análisis de los resultados se consiguen varios objetivos:

  • Conocer el régimen de visitas y consultas en los centros de visitantes
  • Observar los aspectos más demandados por los visitantes y detectar las posibilidades de mejora o los aspectos en los que hay que incidir más.
  • Distinguir las características de los visitantes al Parque Nacional, su procedencia, si son turistas, usuarios habituales, tiempos invertidos en la actividad, sus puntos de interés, etc.
  • Averiguar la percepción que tiene el visitante sobre el estado de conservación en general y de aspectos concretos del medio natural o de los servicios prestados, el estado de equipamientos e instalaciones, etc. Estos aspectos se tendrán en cuenta en los estudios de capacidad de acogida.
  • Servir de vehículo de comunicación entre el visitante y el Parque

Además, estos datos sirven de apoyo para la toma de decisiones prácticas y medidas de gestión aplicables, por ejemplo, en la definición de la Red Oficial de Itinerarios que saldrá a luz junto con el Programa de Uso Público y Social.

084 02 visitantes en grupoVisitantes en grupo al Macizo de Peñalara

La manera de realizar estos estudios es mediante dos herramientas, las encuestas realizadas en campo y las bases de datos en las que se registran algunas características de los visitantes que se acercan a los centros. Ambas aportan una información crucial para la gestión del Parque Nacional.

Las bases de datos de los centros de visitantes recogen información de un porcentaje pequeño de los visitantes (apenas un 5% del total de visitantes al Parque), pero de gran interés, pues a estos centros se acerca, de forma mayoritaria, el público que no conoce el Parque o que está especialmente interesado en ciertos aspectos concretos. Por otro lado, las encuestas realizadas en el campo (preferentemente en las áreas de esparcimiento público y de alta concentración como aparcamientos, etc.) permiten conectar con el visitante de forma más pausada, entablándose un diálogo en el que, además de conocer los aspectos básicos de tipificación, se obtienen opiniones y valoraciones personales que son el reflejo del Parque ante la sociedad.

084 01 BBDD CVsCaptura de pantalla de la base de datos empleada en los Centros de Visitantes

En los centros de visitantes se recoge información sobre la procedencia, el número y el tipo de visitante (familiar, del ámbito educativo, procedentes de empresas, etc.), la actividad a desarrollar durante su visita (senderismo, ocio y recreo, montañismo, educacional, etc.) y sobre todo el objeto de la consulta, es decir, si demandan indicaciones sobre aspectos de la actividad que van a desarrollar, sobre normativa y gestión o si quieren información general del Parque y su zona de influencia. El análisis conjunto de estos datos posibilita, por ejemplo, detectar las diferencias de público en uno u otro sector del Parque, aspectos concretos que escenifican lo diverso que es el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, tanto en ambientes como en visitantes.

Las encuestas, como se ha mencionado, permiten conocer mejor al visitante y al usuario del Parque, su procedencia, si son vecinos del Área de Influencia Socioeconómica, dónde pernocta (residencia habitual, segunda residencia, establecimiento público, etc.), la frecuencia de visita al Parque, el tiempo que está en el campo, su actividad preferente, etc. Por otro lado, en 2019 se introdujeron otros aspectos de valoración como los motivos por los que nos visitan (más allá del tipo de actividad), cómo conocieron estos parajes, si conocen los servicios prestados por el Parque, los que destacarían o mejorarían, etc. y una serie de valoraciones sobre el entorno natural, el estado de conservación de equipamientos e infraestructuras, tranquilidad, limpieza, atención recibida, etc.

El análisis de esta información permite poner cifras reales a “nuestra intuición”, pues aunque los que trabajamos en el Parque tengamos una idea de qué está pasando, la realidad, a veces, nos sorprende a nosotros mismos. Si bien el objetivo principal de esta entrada al blog no es dar cifras y porcentajes, quizá sí resulte interesante destacar las llamativas sin entrar en otras valoraciones. A modo de ejemplo se pueden dar algunos resultados:

  • Viendo el número de visitantes que residen en los pueblos del entorno del Parque (un 6,5% del total de visitantes o unas 156.00 personas) y la frecuencia de visitas al Parque, se aprecia cómo un 17% de los visitantes (más de 400.000) son “usuarios”, es decir vienen al parque, al menos, una vez al mes.
  • Al menos 225.000 personas de las que nos visitan duermen en establecimientos públicos (hoteles y hostales, casas rurales, casas alquiladas por temporadas, etc.) lo que supone un impacto positivo en la socio economía de la zona
  • Aunque la mayor parte de los visitantes son de un solo día, casi un 10% pasan entre 2 y 6 días en el entorno del Parque.
  • Más del 50% de los visitantes están más de cuatro horas en el Parque haciendo rutas de cierta consideración. Sin embargo, casi el 8% (más de 188.000 personas) está menos de 2 horas, con lo que busca principalmente un paseo cómodo y sencillo.
  • La gran mayoría de los visitantes y usuarios (casi el 75%) tienen como vocación principal de la visita el senderismo.
  • Sorprende el elevado porcentaje de visitantes en solitario, llegando a representar el 8,2 % del total, es decir casi 200.000 personas.
  • Lógicamente el público mayoritario es residente en España aunque se aprecia cómo va subiendo el número de turistas extranjeros. Por Comunidades Autónomas, mayoritariamente proceden de Madrid (el 88,8%), seguidos de Castilla y León.
  • En cuanto a las preferencias, el paisaje, la cercanía y la tranquilidad son los aspectos mayoritarios por los que la gente nos visita, llamando la atención que casi un 21% de los encuestados ha venido gracias a las recomendaciones de otras personas o medios de comunicación. Aun así, la gran mayoría (el 70%) ya conocía la Sierra de Guadarrama aunque no supiera que es espacio natural protegido.
  • Casi la totalidad de los encuestados (más del 90%) valora el medio natural entre “bien” y “muy bien”
  • Las quejas más frecuentes o los aspectos no tan bien valorados por los visitantes (como era de suponer) son los relativos a los servicios prestados en los que el reparto de la valoración entre “muy mal” y “muy bien” se reparten más uniformemente.

En definitiva, y sin más análisis, se puede determinar que el grado de satisfacción general es el más alto para el 65% de los encuestados, que casi el 80% ha cumplido sus expectativas “muy bien” hasta el punto de que el 97% de los visitantes encuestados recomendarían la visita.

volver arriba