Arriba

Naturalización de pinares en Cantocochino

En el paraje de Cantocochino la masa forestal procede de repoblaciones realizadas en los años 50 con especies autóctonas pero también con un gran porcentaje de alóctonas.

Sesenta años después de la repoblación el arbolado está dando muestras de decrepitud debido al exceso de densidad con el que se plantó y en el que se ha mantenido hasta la actualidad y a la aparición de un hongo de suelo que está acelerando la muerte de muchos ejemplares. Donde los árboles mueren, se abren corros, en los que aparece una nueva cubierta vegetal formada por matorrales espinosos pero también por encinas, fresnos, sauces y nuevos pinos.

Con el trabajo selvícola que se va a realizar, se retirarán los árboles caídos, gran parte de los que han muerto y están en pie y se reducirá la densidad donde ésta es muy alta, favoreciendo así la dinámica regeneradora de la propia naturaleza. En algunas zonas se retirarán ejemplares de arizónica, una especie exótica que debe dejar paso a las que son propias del lugar. Por último y dentro del Plan de Recuperación Ecológica del Río Manzanares se plantea la recuperación del bosque de ribera cuyo espacio se encuentra  ocupado por las repoblaciones forestales.

Todas estas acciones se realizan dentro del marco de gestión forestal sostenible contemplado en el “Proyecto de Ordenación Forestal del monte de UP nº143 El Risco” vigente hasta el año 2023.

 



logo cm

Logo UE FEADR

logo oapn 2018

logo JCyL

Creative Commons Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama Creative Commons | GDPR | Cookies | Mapa Web | Intranet