Naturalización de pinares en el Monte de “La Camorza”

  • 10 Enero 2020 |
1991Foto aérea de 1991
2016Foto aérea de 2016. En rojo, los “huecos” que se ha abierto en la masa de pinar

La masa forestal del monte de La Camorza procede de las repoblaciones realizadas en los años 50, principalmente con pinos: en concreto con pino resinero (Pinus pinaster) en cotas bajas que, por rodales aparece también en mezcla con pino laricio (Pinus nigra) y, ya en cotas más altas, el pino silvestre (Pinus sylvestris).  En general, las laderas del monte tienen una orientación de umbría con suelos profundos y húmedos, condiciones que aprovecha el hongo de Armillaria mellea para reproducirse y extender sus rizomorfos por el sustrato infectando las raíces de los árboles, siendo el pino resinero el más afectado.

Como consecuencia, a medida que se va extendiendo el hongo, se van creando corros más o menos circulares y de superficie variable, de pinos muertos. Su efecto, a nivel monte, es una masa continua de pinos con “huecos” de arbolado muerto. Huecos que a su vez van siendo invadidos poco a poco por especies de matorrales espinosos, encinas, fresnos, sauces y nueva regeneración de pino.

Aprovechando estas perturbaciones naturales, se va a realizar un trabajo selvícola de apoyo para continuar naturalizando  la masa continua repoblada de pinos, y favorecer la dinámica regeneradora de la propia naturaleza. Se retirará gran parte de los pies muertos caídos, dejando aun así en suelo suficiente madera muerta como base para la red trófica del pinar,  y se llevarán a cabo cortas fitosanitarias en las que se eliminarán los pies enfermos y dominados que no tienen ningún futuro.  Asimismo, se aprovechará para apear una proporción importante pies de arizónica (Cupressus arizonica), especie exótica a la que la normativa ambiental promueve su retirada.

volver arriba