Escalada, la nueva era

  • 27 Febrero 2020 |
  • Escrito por  Marcos González del Río

Ya queda muy atrás en el tiempo, aquella época de afán exploratorio, una época centrada en el descubrimiento de La Pedriza, donde se iniciaban los primeros trazos que comenzaban a definir el dibujo de lo que por entonces era un espacio vacío y blanco en los mapas. Aquella época era sinónimo de incertidumbre, emoción, aventura…, un escenario compuesto por una montaña virgen y una afluencia de visitantes casi inexistente.

ImageManzanares El Real c. 1930-1940. Fondo Documental del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Comunidad de Madrid. Autor: Mercedes Gil Alonso
Pero hoy nos encontramos con otro escenario muy diferente, donde aquella tierra inhóspita y desconocida, hoy es frecuentada por más de dos millones de visitantes al año. Concretamente solo en La Pedriza, se recibieron 323.000 visitantes durante el año 2018, o lo que es lo mismo, si pusiéramos a todos estos visitantes en fila india desde la barrera de acceso a La Pedriza, esta fila llegaría hasta Valencia.

Otra característica de la nueva era, reside en la extraordinaria evolución técnica y popularización de los deportes que se practican en la montaña. Situación que, en determinados casos, puede contribuir a una afluencia de visitantes, mayor de la que puede soportar el medio donde se practican estas actividades deportivas.

La escalada, como tantos otros deportes, ha pasado a formar parte de la lista de actividades con un gran número de practicantes, lo que contribuye al riesgo de que se originen impactos sobre el medio natural. Sin embargo, los impactos provenientes de la escalada pueden ser minimizados por medio de la adopción de estrategias de gestión adecuadas, donde la colaboración entre los actores implicados en la conservación de los espacios naturales y escaladores resultará decisiva.

Para ello, se debe colaborar en busca de un consenso que permita compatibilizar el derecho a escalar con la protección y conservación de las especies, los ecosistemas y los procesos naturales. Los gestores deben basar las restricciones en estudios científicos que avalen la toma de las medidas necesarias, una serie de medidas que han de ser claras, adaptadas a las características del espacio natural y modificables dependiendo de los cambios que se den tanto en la actividad de la escalada como en el medio natural. Y los escaladores deben comprometerse con la conservación del medio natural, convirtiéndose en colaboradores activos en las estrategias de conservación y sostenibilidad.

Buen ejemplo de esta unión, se daba el lunes 20 de enero de este mismo año 2020, cuando los gestores y técnicos del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, escaladores, Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, Federación Madrileña de Montañismo y asociaciones y clubs deportivos, se reunían un año más para poner en marcha el PRUPPAR ´20 (Plan de Regulación de Uso Público para la Protección de Aves Rupícolas en el año 2020).

034 02 ReunionPRUPAR20Reunión celebrada el 20 de enero de 2020, en el Centro de Visitantes de La Pedriza. Autora: Sonia Grande
Durante la reunión se trataron diversos temas vinculados con la escalada, su regulación durante la época de nidificación de aves rupícolas y el reequipamiento de vías de escalada. De manera relevante, se acordó necesario, la divulgación de unas pautas a seguir por los escaladores cuando realicen su práctica deportiva, dada la importancia de su colaboración para que las estrategias de gestión funcionen de manera adecuada.

Desde el Parque Nacional recomendamos las siguientes pautas a seguir, para la práctica de una escalada sostenible:

¡Qué tu manera de actuar sea un ejemplo a seguir!

  • Sigue las recomendaciones y cumple la normativa en todo momento.
  • En caso de encontrar un nido, desciende y comunícalo a los responsables, trabajadores del Parque y Agentes Forestales.
  • Dar ejemplo y conciencia con respeto a los demás escaladores. Toma una actitud ya no solo respetuosa, sino activa en la conservación. Si ves escaladores que incumplen estas buenas prácticas, explícaselas e intenta que realicen una escalada sostenible con el medio ambiente. Que tu manera de actuar sea un ejemplo a seguir.
  • Procura no dejar huella a tu paso:
    • Nunca abandones residuos, aunque sean biodegradables. Incluso líquidos o aceites pueden cambiar las condiciones del medio natural.
    • Colabora en la limpieza recogiendo todas las basuras que encuentres.
    • No dejes colillas y procura llevarte las que encuentres.
    • Procura no defecar y en caso de tener que hacerlo, entierra la deposición y llévate los papeles o toallitas.
    • Orinar en los cursos de agua o cerca de estos, cambia la composición físico-química de las aguas, pudiendo ocasionar impactos negativos para determinadas especies.
  • No escales por la noche.
  • Procura guardar silencio, tanto por mantener la quietud del espacio, como para evitar asustar a la fauna y no molestar al resto de visitantes.
  • No hagas marcas para señalizar vías o accesos. Si crees que se debe mejorar la señalización de accesos a determinados lugares, comunícalo a los responsables del Parque, pues además de la regulación de la escalada, se están llevando a cabo otros proyectos como el del plan de senderos del Parque.
  • Solo debes transitar por los senderos existentes, no abras nuevas trochas ni uses las existentes, así ayudaremos a su recuperación.
  • Recuerda que los cursos de agua son un recurso natural muy frágil. El baño está prohibido, vigila que tampoco lo hagan tus mascotas y no laves utensilios de cocina o similares.
  • No arranques, cortes o dañes la vegetación, aunque esté seca, puede servir de refugio a numerosos animales además de formar parte del ciclo natural.
  • La acampada está prohibida y el vivac regulado. No levantes muretes de piedras y no construyas plataformas que modifiquen el aspecto original de la zona.
  • No dejes colchones en las zonas de búlder, pues generan impactos negativos paisajísticos y medioambientales.
  • Los animales de compañía no pueden ir sueltos. Muchos de ellos pueden ocasionar perjuicios a la fauna silvestre, pudiendo cambiar sus comportamientos. En caso de ocasionar algún tipo de daño, el responsable será el dueño. Es mejor disfrutar de una jornada de campo con tu mascota cuando puedas tenerlo controlado.
  • Ven en grupo reducido, los grupos numerosos ocasionan más impactos por la concentración. En ocasiones, los principales impactos a pie de vía los ocasionan los acompañantes que no escalan y están durante horas en el mismo lugar.
  • No hagas fuego. En todo el ámbito del Parque Nacional está prohibido.
  • No alimentes a la fauna silvestre.
  • Si vienes en vehículo privado intenta compartirlo y aparca en los lugares destinados para ello.
  • Infórmate de la normativa actualizada en nuestra página web.

Teléfonos de interés
Emisora de Forestales: 900 181 628
Centro de Visitantes de La Pedriza: 918 539 978
Emergencias: 112
Policía local Manzanares El Real: 926 61 10 80

                               Técnicos del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y el grupo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, realizando los trabajos de señalización del PRUPPAR ´19.Como conclusión debemos saber que vivimos una época de cambio, donde todas nuestras decisiones repercutirán enormemente sobre el medio ambiente. Esto supone una tremenda responsabilidad que debemos asumir sin dilación y hoy, más que nunca, debemos dar el paso hacia un futuro sostenible. Por ello desde el Parque Nacional volcamos nuestros esfuerzos, no solo en la protección y conservación del Parque, sino en una educación ambiental y divulgación que permita que todos podamos conocer y comprender las medidas de gestión, aprendamos a actuar en consecuencia y podamos disfrutar de manera sostenible de un espacio natural único, como es el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Marcos González del Río
Técnico de Montaña
Centros de Visitantes del Parque Nacional

volver arriba