En primavera, salimos fuera

Instalacion exteriorDurante el invierno, la población cautiva de sapos parteros se mantiene en el interior del Centro de Cría, a una temperatura relativamente elevada, para evitar la mortalidad invernal y favorecer su crecimiento y desarrollo reproductivo. Sin embargo, los días ya empiezan a ser más cálidos y soleados, y los sapos parteros pueden disfrutarlos en el exterior.

Para ello, en el Centro de Cría, disponemos de un pequeño recinto vallado en el exterior donde mantenemos a algunos individuos reproductores durante la primavera y el verano. Cada individuo que trasladamos al reciento exterior está marcado con un microchip que permite identificarlo fácilmente. De esta manera, podemos registrar todos los eventos importantes de la vida de nuestros ejemplares.

lectura microchipEsta instalación exterior cuenta con una pequeña piscina y una zona donde los sapos pueden refugiarse. Cuando los machos consigan reproducirse soltarán la puesta en el agua y los renacuajos podrán nadar libremente. Después, retiraremos las larvas de agua y las mantendremos y alimentaremos en los acuarios del interior del Centro para evitar la depredación de los insectos acuáticos y controlar mejor su desarrollo. Por otro lado, los refugios son necesarios para que nuestros sapos se protejan del fuerte sol del verano de Rascafría y de sus frías noches.

volver arriba

logo FBBVA

logo mncn

logo CSIC