El Centro de Cría en Cautividad de Anfibios Amenazados de la Sierra de Guadarrama

El Centro de Cría en Cautividad de Anfibios Amenazados de la Sierra de Guadarrama fue constituido por nuestro equipo de investigación y la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid como respuesta al brote de quitridiomicosis de 1997 que diezmó las poblaciones de anfibios en el Macizo de Peñalara. La Cría en cautividad de especies amenazadas es una medida costosa que sólo es aconsejable para poblaciones o especies en grave peligro o cuyo factor de amenaza no puede ser controlado en el medio natural a corto plazo.

Sala larvasAnte la posibilidad de que el sapo partero común desapareciera completamente del Macizo de Peñalara, y ante la imposibilidad de eliminar el hongo patógeno causante de la quitridiomicosis del medio, pusimos en marcha el Centro de Cría con el fin de: 1) mantener una población cautiva de sapo parteo común de Peñalara, 2) contar con una fuente de ejemplares de sapo partero común para posteriores reintroducciones en el medio natural, y 3) disponer de ejemplares para desarrollar métodos de mitigación de la enfermedad.

En el diseño del Centro de Cría contamos con el asesoramiento de Durrell Wildlife Conservation Trust, que desarrolló el programa de cría en cautividad del sapo partero balear en el Zoológico de Jersey, Inglaterra.

Por un lado, la sala de larvas del Centro de Cría alberga 40 tanques de 80 litros donde las larvas son mantenidas hasta la metamorfosis. En esta sala la temperatura se mantiene baja todo el año (menor de 18ºC) para prolongar el desarrollo larvario lo más posible, y generar así individuos metamórficos grandes que son más fáciles de alimentar. Por el contrario, la sala de adultos se mantiene a una temperatura elevada (21ºC) que acelera el crecimiento de los animales e impide el desarrollo de la quitridiomicosis. Aquí los ejemplares se mantienen en recipientes colectivos con capacidad para unos 20 individuos, hasta que alcanzan un cierto tamaño y son trasladados a otros recipientes individuales. Ambas salas cuentan con lámparas de radiación UV que posibilita la fijación del calcio. Otra sala mantenida a 30ºC alberga una colonia de grillos que constituye el alimento vivo fundamental de los anfibios del Centro. En el exterior del Centro existe una instalación de cría donde los individuos reproductores pasan la primavera y el verano.

exteriorCon la ampliación que llevaremos a cabo próximamente habilitaremos otro espacio en el exterior que albergará un nuevo núcleo poblacional. Esta actuación nos permitirá incrementar significativamente la producción de ejemplares nacidos en cautividad, que serán empleados para establecer seis nuevas poblaciones a lo largo de todo el Parque Nacional.

volver arriba

logo FBBVA

logo mncn

logo CSIC